Check in América con: WUWM Janusz Wojciechiowski Comisario de Agricultura de la Unión Europea

0
75

Janusz Wojciechiowski Comisario de Agricultura de la Unión Europea, sobre el UNFSS y el compromiso de la Unión Europea para fomentar sistemas alimentarios resilientes y sostenibles

 Nos complace publicar una entrevista exclusiva con el Comisario Europeo de Agricultura, Janusz Wojciechiwoski. El Comisario representó a la Comisión Europea (CE) durante la Precumbre y, entre otras cosas, hizo hincapié en los retos a los que se enfrenta a causa del declive de los pequeños agricultores en Europa y en la necesidad de acortar la cadena de suministro mediante un papel clave para los mercados locales. Su discurso completo puede verse aquí.

Después de haber tenido la oportunidad de aportar su visión y la postura de la Unión Europea (UE) durante la Precumbre del UNFSS, ¿Cuáles son sus ideas y conclusiones principales y cómo puede contribuir la UE a alcanzar los principales objetivos del UNFSS?

La Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU de 2021 puede y debe ser un éxito, y la UE está plenamente comprometida con el proceso. La UE desea que todas las partes den pasos ambiciosos hacia la sostenibilidad de los sistemas alimentarios. Todos nuestros productores agrícolas, las empresas del sistema alimentario y sus empleados, y los ciudadanos tienen la oportunidad de beneficiarse de las mejoras en los sistemas alimentarios. La UE es líder en este ámbito. La actual Comisión ha hecho varias propuestas concretas importantes, especialmente con el Pacto Verde, y de la estrategia “ De la granja a la mesa” y la nueva reforma de la PAC. En la Cumbre compartiremos nuestras ideas sobre estas cuestiones y deseamos escuchar cómo otros planean avanzar y abordar los retos del sistema alimentario.

Con la adopción del «Green Deal», la estrategia «de la granja a la mesa», el Código de Conducta y la nueva PAC, ¿podría hablarnos más de las estrategias de la UE para transformar nuestros sistemas alimentarios al tiempo que se aborda la sostenibilidad económica, medioambiental y social, y qué tipo de oportunidades puede aportar?

 La Comisión está actuando en muchos frentes para hacer afrontar el desafío polifacético de la sostenibilidad del sistema alimentario. La sostenibilidad está en el centro de todas las políticas. La estrategia «de la granja a la mesa» de la Comisión Europea establece nuestra firme ambición de mejorar la forma en que se producen los alimentos y se ponen a disposición de los consumidores. Nuestro enfoque incluye varios objetivos ambiciosos pero realistas, ya sea en la reducción del uso de pesticidas, antimicrobianos y fertilizantes, o el desarrollo de la agricultura ecológica. También hay una ambición medioambiental significativamente mayor en la nueva PAC que el PE y el Consejo han acordado justo antes del verano. El Código de Conducta es una parte específica de la estrategia «de la granja a la mesa» que pretende hacer más sostenible la industria alimentaria, fomentando una distribución más justa de los deberes y las recompensas entre los operadores a lo largo de la cadena de suministro. Para garantizar su éxito, todos los firmantes deben comprometerse a aplicar los compromisos en su totalidad, y cooperar con otros agentes en todos los niveles de la cadena. Es especialmente importante que los operadores de la parte media de la cadena de suministro de alimentos, como los mercados mayoristas, desempeñen un papel activo y comprometido para ayudar a los productores primarios a tener éxito en su propia transición hacia la sostenibilidad.

¿Cuáles son los principales retos que debe abordar la UE para lograr sus objetivos y la transición de los sistemas alimentarios hacia la resiliencia y la sostenibilidad?

Los sistemas alimentarios son muy complejos. La crisis de la Covid ha demostrado que es muy eficaz a la hora de hacer lo que se supone que debe hacer: llevar los alimentos a los consumidores. No ha habido una crisis alimentaria junto a una crisis sanitaria. Ha demostrado que las políticas de la UE, como la Política Agrícola Común y el Mercado Único, así como nuestra capacidad para reunir a los Estados miembros con fines de coordinación, fueron elementos clave para ello. La base sobre la que construir es sólida. Sin embargo, el sistema alimentario, tal y como funciona actualmente, también tiene unas implicaciones sociales, medioambientales y económicas que todavía no se han mejorado. Estos son los retos que la UE pretende abordar. Abordar el cambio climático, proteger la biodiversidad, reforzar la posición de los agricultores en las cadenas de suministro y mejorar los resultados sanitarios son objetivos que perseguimos activamente.

¿Cuál sería el papel de la CE en los próximos años y qué tipo de acciones emprenderá para alimentar este impulso y lograr la transición de los sistemas alimentarios en la UE?

La Comisión se centra en la aplicación de los objetivos establecidos en la estrategia «de la granja a la mesa» a través de varias acciones concretas enumeradas en ella. En conjunto, estas acciones contribuyen a alcanzar nuestros objetivos principales relacionados con la sostenibilidad medioambiental, social y económica. El despliegue de la nueva PAC en los Estados miembros es un elemento muy significativo de esta estrategia. La Comisión posee una gran cantidad de conocimientos y estamos comprometidos con los Estados miembros en un diálogo estructurado que nos llevará a donde queremos ir colectivamente. Estos conocimientos también pueden ayudar a la elaboración de políticas en el Parlamento Europeo y el Consejo. Nos hemos comprometido a realizar un cambio significativo hacia un sistema alimentario más ecológico, más justo y respetuoso con los animales, además de económicamente exitoso.

¿Cuál sería, en su opinión, el papel de los mercados mayoristas para garantizar esta transición?

Los mercados mayoristas desempeñan un papel importante en la distribución de productos alimentarios en muchas regiones de la UE y, por tanto, apoyarán la transición hacia la sostenibilidad del sistema alimentario. Esto incluye la promoción de mayores normas de bienestar animal, así como de cadenas de suministro cortas, que pueden contribuir a la resiliencia del sistema alimentario y, si se conciben, aplican y supervisan adecuadamente, pueden aportar beneficios de sostenibilidad. Para muchos agricultores de la UE, los mercados mayoristas son una salida clave para su producción y contribuyen a la cohesión territorial y social. Los consumidores exigen cada vez más productos sanos, respetuosos con el medio ambiente y los animales, pero asequibles, y que se les facilite la elección cuando se trata de la información sobre estos parámetros. En este contexto, los mercados mayoristas también pueden contribuir al éxito del Plan de Acción para el desarrollo de la producción ecológica adoptado por la Comisión en marzo, comprometiéndose a aumentar la distribución de productos ecológicos. En resumen, es el momento de repensar los modelos de negocio, de recalificar e innovar con vistas a la sostenibilidad.

Fuente: Boletín de la WUWM – Septiembre 2021

Deja un comentario