Check in América con: “Poesías y ficciones Hispanoamericanas” poema “Sechium Tacaco” , traducido al idioma Maleku

0
254

En Costa Rica el Sr. Minor Arias Uva ha tenido el honor de participar en la presentación del  Libro “Poesías y ficciones Hispanoamericanas”, en el que participo con un poema “Sechium Tacaco, traducido al idioma Maleku por el profesor y amigo Eugenio Álvarez Elizondo. Agradeció a la señora Euda Morales, quien coordinó este proyecto desde Guatemala.

Y dio gracias a su amigo Alejandro Madrigal, a quien ha dedicado su poema.

Desde Check in América, nos llena de alegría que grandes referentes de la literatura rindan homenaje a Productos de la Tierra, que los valoricen de tal manera hasta realizar una traducción y defender la Cultura de los Pueblos de América.

También este medio grafico aplaude que dos personas Miembros Profesionales del Consejo Profesional Gastronómico de las Américas, participen de este momento especial, la Chef Euda Morales coordinando el proyecto y el Gastrónomo Alejandro Madrigal, recibiendo la dedicatoria de este Poema.

«Sechium Tacaco»

Por Minor Arias Uva. Traducción al idioma Maleku de Eugenio Álvarez Elizondo

Para mi amigo Alejandro Madrigal Ramírez,

Nija na irrecú Alejandro Madrigal Ramírez

en agradecimiento por su trabajo arduo

afepaquianh mip corroca cúa

en pro de nuestra gastronomía sostenible.

Ni cua ija má jaica malac

 

Los tacacos crecen únicamente en Costa Rica,

Tacacos nico fáru ipunhe Costa Rica

todo el año crecen

tuerrifa icúru anhe

nutritivos y armoniosos.

Chárinhé tocuf

Los nombraron por primera vez

Ioctecá irriquí maráme quirrijatacá

nuestros ancestros los huetares.

Ni maráma Huetares

Tacaco significa “durísimo”:

Tacaco iquí = cajeyanh

al secarse, su fruto endurece como una piedra.

Ota icajé maquíma óctara

Endémicos:

nos convirtieron en herederos de su sabor profundo.

Totiquífaru macorá ipunhe

Con su luz de enredadera

Imlatenhe otacá iri ferfer

abrazan pendientes y empedrados,

chifa orróqui icó iri ferfer

y se trenzan con la selva.

Nico iri ferfer cora putu

Sus hojas verde–brillante,

I áun coquirruninha imlatenhe

vibran con el paso de las lloviznas.

Otacá ipjurúye imlatenhe

Familia de las cucurbitáceas,

Ní fáfacahe cucurbitáceae

primos cercanísimos de los chayotes, de las sandías y de los pepinos.

Ni forá chayotes, ninhafa sandias, ofa pepinos.

 

Echenh níco vitaminas y minerales: ácido fólico, potasio, vitamina C.

 

Cuanto florecen:

Pinhí ijutuánhe:

cinco pétalos blanco-verdoso sostienen un sol diminuto.

Ótinh punhi inha ijutu maquima nocosanhe tóji

Luego vienen los tacacos,

Tacá quépe tacacos,

con estopa y sin estopa,

ijiquí tacáepemé ijiquí

espinosos o pelones,

jué i óra tacá epemé i óra

según la especie.

Acánhe acánhe

Su cáscara es una galaxia verde oscura tupida de estrellas.

Ilenhe tiá tóji cuactenhe tiuric jijí jijí imlate latenhe.

En el centro guarda una semilla amarga.

Íputuco icúru coqueya

Desde entonces,

ojárif

los hemos comido sazones y tiernos.

Cuija ofa tulúja icó marálanhe

sancochados y en sopa,

matujec orróqui ilicáco

pelados en cruz.

Malequíjuc

En nuestra colorida olla de carne,

Téptep ilicac

los tacacos le dan al caldo

echenhe tacaco icuá echenhe

ese sabor que aman las diosas de pelo blanco.

Iatatenhe tacá icuá tocumaráma chá unha ijá pué íptaiquiye

Ellas también los han cocinado con jarrete y pijibayes:

Ataca ninha chiujac irrituje téptep ófa júma í licac

jugoso contraste verde anaranjado.

Clónhafa í cúactenhe

Hoy, gracias a los héroes de nuestra gastronomía,

Pai áfepaquianh matugesufá maráma

los tacacos han vuelto,

o ícuá amí ítonhé tacaco

rellenos de atún o de carne,

icó jerronca jiquí ófa tép´tep y jiqui

en pure, en miel,

sufainhanhe palojanh

en ensaladas, en encurtidos,

y hasta en helados.

Delicatesen de mesas anchas y mesas angostas.

Ní úco í punhe macarraca ifa áfa o epeme icoré anhe

Un tacaco,

es un corazón que resguarda

niní lacacha nenca Jútu ma poyepuc

el canto genuino de nuestra identidad.

Nunca poreteca iná totic

 

“Sechium Tacaco”

 

Entrevista Realizada por:

Deja un comentario