Check in América con: Los Ñoquis del 29 tradición Italiana en el Cono Sur.

0
290

La palabra gnocchi deriva según dicen de la palabra Italiana “nocchio”, que significa nudo en madera, o de “nocca”, que significa nudillo. Ha sido un tipo tradicional de pasta Italiana desde la época Romana.   Fue introducido por las legiones Romanas durante la expansión del imperio en los países del continente Europeo. En la época Romana, los Ñoquis se hacían a partir de una masa parecida a una papilla de sémola mezclada con huevos, y todavía se encuentran en formas similares hoy en día, particularmente los Ñoquis al Horno a la Romana.

El uso de la papa es una innovación relativamente reciente, que se produjo después de la introducción de la papa en Europa en el siglo XVI. Ñoquis de patata son particularmente populares en algunas regiones de Italia.

Los Ñoquis se comen como primer plato. Generalmente son hechos en casa en hogares Italianos e inmigrantes Italianos.

La tradición de comer Ñoquis llegó al Cono Sur, durante la oleada de la migración Italiana a América en el siglo XIX.  Y hasta hoy se mantiene vigente.

Cada día 29, la mayoría de los Argentinos, Uruguayos, Chilenos y Paraguayos tienen la costumbre de comer ñoquis en sus distintas versiones, una tradición que se remonta hace muchos años atrás y que une a las familias en todo el país.

Los Ñoquis de Papa o Sémola de Trigo son una de las pastas más comunes dentro del menú de estas familias con raíces Italianas, siguiendo una tradición que se remonta al siglo VIII.

Dinero debajo del Plato de Ñoquis los días 29

La tradición de poner dinero debajo del plato, cada día 29 como símbolo de los buenos deseos, simboliza el deseo de nuevas dádivas. Es costumbre dejar un billete o moneda debajo del plato para poder atraer de esta forma suerte y prosperidad al comensal.

La costumbre se remonta a la región del noreste de Italia de Véneto, y según cuenta la leyenda cuando el joven y mártir San Pantaleón pasaba sus días predicando y curando enfermos en esa localidad, todo vestido con andrajos, un día 29 tocó a la puerta de una familia de pescadores que lo invitó comer y le pusieron en la mesa un plato de Ñoquis.

Como forma de agradecimiento en ese acto de amabilidad y solidaridad, en un año no muy bueno para la pesca, el santo les pronóstico una notable mejoría en la actividad en los próximos meses.

Cuentan además que cuando el joven se fue, la familia encontró debajo del plato vacío unas monedas de oro, con las que inauguraron esa temporada de prosperidad, por lo que las familias de la región adoptaron esta fecha para degustar esta pasta.

También existe otra versión de que se consumen ñoquis de forma tradicional el día 29,  al ser uno de los últimos días del mes, las personas de pocos recursos (las que cobran a principios de mes su sueldo) no tenían dinero más que para comer lo que estuviera hecho de las materias primas más baratas. Asociado a esta explicación se dice que cuando los inmigrantes Italianos con más años de establecidos o mejores condiciones económicas convidaban a almorzar a compatriotas pobres o recién llegados, junto con el plato de ñoquis les deslizaban disimuladamente una o dos moneditas bajo el plato para ayudarlos en los últimos días del mes.

Los Ñoquis se pueden hacer además de los tradicionales de Papa o Sémola, de Zanahoria, Remolacha, Yuca, Ricota, Calabaza, Espinaca, etc. e igual que las salsas para acompañarlo va en gusto de cada cual, lo que si siempre por tradición tienen que ser bendecidos con una lluvia de Queso Parmesano rallado.

Receta

ÑOQUIS DE PAPA

Preparación para ocho personas:

 Ingredientes:

* 5 papas grandes.

* 2 huevos.

* 300 gramos de harina de trigo.

* Sal al gusto.

Elaboración:

Colocar las papas sin pelar en una olla con suficiente agua a hervir hasta que estén blandas. Una vez frías retire la cáscara y triture hasta conseguir un puré y colóquelas en una bandeja durante varios minutos al horno, sáquelas y déjelas enfriar.

Coloque los huevos en un bol, añada la sal y bata con un tenedor hasta que se mezclen y viértalos sobre el puré de papas ya frío. Espolvoree con la mitad de la harina de trigo sobre el puré y mezcle todo esto con un tenedor hasta conseguir una pasta homogénea.

Espolvoree el resto de la harina en una superficie plana, ponga la masa y comience a amasarla, luego de la que tenga totalmente unificada déjela descansar en un bol por unos minutos.

Cortar la masa en porciones iguales y haga cilindros estrecho y corte pequeños pedacitos de unos dos o tres centímetros. Con la ayuda de un tenedor haga las rayas características de esta pasta y reserve sin que se toquen. Guárdelas durante una hora y media en el refrigerador.

Al momento de cocinar debe colocarlos uno por uno en una olla con agua hirviendo. Déjelos por tres minutos o hasta que floten.

Escurrir y acompañar con la salsa que más le apetezca o simplemente mézclelo con un poco de margarina y queso parmesano rallado.

 

Deja un comentario