Check in América con: La WUWM se une a la ONU en el Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

0
68

¡La WUWM se une a la ONU en el Día Internacional de la Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos para conseguir #cerodesperdiciosalimentarios!
29 de septiembre

El 29 de septiembre se celebra por segunda vez el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos de la ONU. Invitamos a todos nuestros miembros a unir fuerzas y a comprometerse con estrategias de economía circular a largo plazo para reducir radicalmente la pérdida y el desperdicio de alimentos de los mercados mayoristas, ¡y para ayudar al sector a fomentar la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles!

En la actualidad, cada año se pierde o se desperdicia un tercio de los alimentos producidos en el mundo para el consumo humano -aproximadamente 1.300 millones de toneladas-. Esto le cuesta a la economía mundial cerca de 940.000 millones de dólares anuales.

El desperdicio de alimentos no es sólo un desperdicio físico, sino que también genera enormes externalidades negativas sociales, económicas y medioambientales. En otras palabras, cuando los alimentos producidos se desperdician o no se consumen, todos los recursos que se utilizaron para producir estos alimentos – incluyendo el agua, la tierra, la energía, el trabajo y el capital – se desperdician.

El coste medioambiental de la pérdida y el desperdicio de alimentos no es insignificante: Hasta el 10% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial proviene de los alimentos que se producen, pero no se consumen (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y en 2016, el desperdicio de alimentos fue peor que las emisiones totales de los vuelos (1,9%), la producción de plástico (3,8%) y la extracción de petróleo (3,8%). Si la pérdida y el desperdicio de alimentos fueran un país, hoy sería el tercer mayor emisor de GEI del mundo, ¡solo superado por China y Estados Unidos!

Mientras que en los países en vías de desarrollo el 40% de las pérdidas se producen después de la cosecha y durante el procesamiento, los países industrializados experimentan más del 40% de las pérdidas en la venta al por menor y al consumidor. Las pérdidas de alimentos durante la cosecha y el almacenamiento se traducen en una pérdida de ingresos para los pequeños agricultores y en un aumento de los precios para los consumidores, lo que afecta a la economía de los hogares pobres y a la accesibilidad a los alimentos.
El desperdicio y la pérdida de alimentos se hacen aún más notables cuando entra en juego la siguiente paradoja: a pesar de que se producen suficientes alimentos para alimentar a todo el mundo, la FAO calcula que 690 millones de personas pasan hambre en la actualidad, es decir, el 8,9% de la población mundial y, si no se toman medidas definitivas, el número de personas afectadas por el hambre superará los 840 millones en 2030.  Las frutas y hortalizas, así como las raíces y los tubérculos, son los alimentos que más se desperdician.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 de la ONU fijaron la meta de reducir en 2030 a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita a nivel de minoristas y consumidores, y de reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha.

Para ayudar a alcanzar estos objetivos, los gobiernos de todo el mundo acordaron en 2019, durante la Asamblea General de la ONU, poner en marcha el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos con el fin de ayudar a concienciar sobre la importancia de reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, y fomentar la acción colectiva y a varios niveles para hacer frente a estos desafíos mundiales.

Este día reconoce el papel crucial que desempeña la producción sostenible de alimentos en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición para todos. Este Día Internacional se enfrenta a numerosos retos para alcanzar los objetivos mundiales de consumo y producción responsables, lo que contribuirá a la lucha por el Hambre Cero y contra el Cambio Climático.
Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos conduce a la realización de mejoras más amplias y sistémicas en el sector agroalimentario. Tenemos que actuar en cada paso de la cadena alimentaria y abordar el desperdicio y las pérdidas de alimentos que se producen en las fases anteriores y posteriores de la cadena de valor.

Los mercados mayoristas pueden desempeñar un papel clave en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, ayudando a estructurar la cadena agroalimentaria en sentido ascendente: permitiendo un acceso más fácil y transparente de los agricultores al mercado; apoyando una mejor logística; mejorando el almacenamiento y el envasado; desarrollando estrategias de economía circular, como el reciclaje y el upcycle, y en sentido descendente, mejorando los entornos alimentarios eficientes.

La WUWM participa activamente en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos y apoya a sus miembros para que difundan buenas prácticas, compartan conocimientos y encuentren soluciones innovadoras y a medida para tener éxito.

En la actualidad, los mercados mayoristas están invirtiendo en infraestructuras innovadoras y sostenibles para optimizar la logística de los alimentos frescos. A través de la red WUWM, nuestros miembros comparten activamente las mejores prácticas para construir cadenas de suministro agroalimentarias sostenibles, resistentes y más ecológicas.

La WUWM publicará un conjunto de buenas prácticas para reducir el desperdicio de alimentos en los mercados mayoristas con varios ejemplos mundiales que se refieren al reciclaje (trabajando con bancos de alimentos y asociaciones), al upcycling (creando soluciones de biogás o compost) y a la inversión en infraestructuras (cadena de frío, mejor almacenamiento, mejor trazabilidad y certificaciones) para lograr el #cerodesperdiciosalimentarios. Si quieres compartir la experiencia de tu mercado no dudes en enviarnos los detalles para que podamos difundirla en nuestra próxima publicación.

Mientras tanto, seguiremos compartiendo las buenas prácticas en nuestro boletín mensual. En nuestra edición de septiembre de «En Acción» encontrará una entrevista con Rosa Rolle, Jefa de Equipo de la Unidad de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos de la FAO y el ejemplo del «Mercado Lo Valledor» (Chile) que está aplicando un enfoque de economía circular a los sistemas alimentarios para lograr el desperdicio cero en el mercado.
Puede encontrar las entrevistas completas aquí:

https://wuwm.org/september-edition-of-the-wuwm-newsletter/

Por último, nos gustaría invitarle a participar en el evento virtual mundial organizado por la FAO para conmemorar el segundo Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, que tendrá lugar el miércoles 29 de septiembre a las 16:00 CEST.
Dirigentes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) compartirán sus puntos de vista sobre los problemas y las acciones necesarias para frenar el problema.  Además, en una mesa redonda se debatirán las innovaciones escalables que contribuyen a acelerar el ritmo de la pérdida y el desperdicio de alimentos a nivel mundial.

Este evento representa una gran oportunidad para que los mercados mayoristas y los minoristas hagan oír su voz. Su experiencia será más que bienvenida y sin duda alguna enriquecerá el debate.
Por favor, inscríbase en el siguiente enlace:

https://fao.zoom.us/webinar/register/WN_gHCImF-QS52w1lYrAVWjQA

https://www.youtube.com/watch?v=ZvOMMURrBMY

 

Fuente: WUWM – Septiembre 2021


 

 

 

Deja un comentario