Check in América con: Chef Wanda Pantojas Rivera, Directora Nacional Puerto Rico del CPGA

0
1879

Recuerdos de la Niñez

Cuando nací mis padres me llamaron, Wanda Ivette Pantojas Rivera. Mi niñez se desarrolló entre la ciudad de San Juan y Cataño, hermosa ciudad frente a la bahía del Viejo San Juan. Mi madre era maestra y me enseño el amor por los libros, la música y el deber del buen ciudadano.

Inicios Musicales

La maestra de música, compañera de trabajo de mi madre vio que me interesaba por la música y me regaló una guitarra, para que organizáramos una tuna juvenil, con castañuelas y todo. Luego me instó a que me inscribiera a tomar el examen de la Escuela Libre de Música del país, y así lo hice. Con lo que había aprendido con la guitarra (todo de oído porque no sabía leer música) y vivir en una familia donde siempre hubo fiesta, instrumentos, cantores y buena comida, pasé el examen de música y estuve en esa maravillosa escuela durante mi educación intermedia y superior. Mis instrumentos favoritos fueron: la trompa francesa y la flauta. Ese, fue un período especial en mi vida, aprendí a amar todo tipo de música, especialmente la clásica y los conciertos sinfónicos.

Como empezó a Cocinar

Terminando el nivel superior, me casé (muy, muy joven). Tuve a mi único hijo Omar, quien es la luz de mis ojos, junto a sus dos hijas (Maia y Emma). En ese momento como no sabía cocinar, ni cuidar un hogar y me gustaba la ciencia. Me inscribí en la Universidad en los cursos de Nutrición, dietas  y ciencias del hogar. Ahí termino mi relación con la música y la cambié por ollas y calderos. Inmediatamente, establecí una empresa para administrar servicios de alimentos. A la misma vez, enseñaba cursos en escuelas técnicas culinarias y de hospitalidad.

Como parte de mi educación contínua, tuve la oportunidad de hacer un internado en el hotel Caribe Hilton y me reclutaron a tiempo parcial, para trabajar los turnos nocturnos en la repostería. Allí, comenzó el amor por la alta cocina. Estuve trabajando con excelentes chefs pasteleros y cocineros. Me uní a las asociaciones de chef, estudié cursos de vinos y continué adquiriendo conocimientos sobre temas de restauración y hostelería. Luego de tener mi propio negocio, continué estudios de maestría en educación de adultos. Como continuaba en el hotel Caribe Hilton, el chef ejecutivo Augusto Schreiner, me habló y recomendó para continuar estudios profesionales en el Culinary Institute of America, en Nueva York. Allí, se profundizó el amor y vi el potencial de esta profesión. Estuve un año estudiando repostería profesional y luego cambié a cocina caliente. Tuve muchas experiencias, especialmente mi internado de práctica en Miami, donde cociné para una comunidad judía muy rica, en un exclusivo Resort.

Luego de graduarme continué trabajando en sus fiestas religiosas.

Educación en los Fuegos

Al terminar, tuve que regresar a Puerto Rico, comencé a trabajar como Sous Chef en un hotel, durante ese tiempo yo era la única mujer en esa cocina. Éramos pocas mujeres chef en la industria, no fue fácil, pero hicimos la diferencia. Tampoco había muchos chefs con educación formal en artes culinarias y que además tuvieran grados académicos. Como ya conocía la industria, una amiga me refirió a un puesto de Profesor en la Universidad de Puerto Rico, en el departamento de Administración de Hoteles y Restaurantes. Inmediatamente, me ofrecieron enseñas cursos por contrato de cocina y nutrición culinaria. Ese ha sido mi lugar de trabajo por 24 años, el cual  ha permitido desarrollarme profesionalmente e internacionalmente.

Algunas de las posiciones que he ocupado ha sido el realizar intercambios con otros países, realizar viajes estudiantiles para conocer la industria de la hospitalidad en Europa y representar a mi departamento en comités en la Oficina de Turismo, la Asociación de Hoteles y la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico. Creé cursos de avanzada sobre la Gastronomía y la Literatura, Turismo y Gastronomía Mexicana (curso donde visitábamos México y tomamos cursos con cocineras de comida ancestral, autóctona y chefs locales.  Siempre he preferido trabajar con grupos comunitarios y la industria, educando sobre la alimentación y la gastronomía. Como el aprendizaje nunca termina, hice un doctorado en historia de Puerto Rico y el Caribe, especializándome en temas de alimentos.

Asociaciones de Cocina

Mi tema de tesis doctoral fue: : “ Wartime Food”: El caso de la comida de guerra en Puerto Rico, durante la Segunda Guerra Mundial (1938-1948). A partir de esa experiencia han surgido muchas oportunidades para presentar foros, escritos e integrarme a grupos emergentes que buscan el desarrollo del Turismo Gastronómico en el país. Pertenezco a varias organizaciones, tales como: Consejo Profesional Gastronómico de las Américas, (ocupo el puesto de Directora Nacional de Puerto Rico), Culinary Historians of New York, American Culinary Federation, Asociación de Restaurantes de Puerto Rico y Association for Study of Food and Society: ASFS. Durante todos estos años como educadora, continúo mi labor como chef realizando fiestas y clases de cocina privadas, cocinando para entidades sin fines de lucros, cocinando para amigos y visitando mi alma mater (CIA) para cursos de educación continua.

Consejo Profesional Gastronómico de las Américas

 Al ser parte del CPGA aprendí que el alimento es la herramienta para unir pueblos y ser agente de cambio. Además me siento más caribeña y latinoamericana. El compartir con todos esos países me ha dado la oportunidad de transmitir a otros colegas esa cultura culinaria ancestral y de avanzada y explicarles que tenemos más cosas en común que diferencias. Hace unos meses pude inscribir en el Departamento de Estado de Puerto Rico un capítulo del Consejo, que lleva el nombre de Colectivo Gastronómico de Puerto Rico.  De este modo daremos a conocer la agenda de Consejo en las agendas públicas y privadas de la Industria del Turismo y la Hospitalidad de Puerto Rico.

 Actualidad

Actualmente escribo partes de un libro en conjunto con otros chefs para el Caribbean Fisheries Management Council para Puerto Rico e Islas Vírgenes. Este libro se realiza para promover  la compra y el consumo de los pescados menos utilizados en las aguas de Puerto Rico y las Islas Vírgenes y saldrá en diciembre 2021, completamente gratuito. Además, estoy trabajando temas de la cocina afrodescendiente y su lugar en la religión Yoruba, junto a otros académicos.

Esta es mi humilde trayectoria, llena de muchas más experiencias y crecimiento, creando un respeto y amor por los alimentos, que son la fuente de vida de todo.

Entrevista Realizada por:

Deja un comentario