Check in América: 31 de Mayo, Día Mundial Sin Tabaco

0
143

El Día Mundial Sin Tabaco es una celebración anual que informa al público acerca de los peligros que supone el consumo de tabaco, las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras, las actividades de la OMS para luchar contra la epidemia de tabaquismo, y lo que las personas de todo el mundo pueden hacer para reivindicar su derecho a la salud y a una vida sana, y proteger a las futuras generaciones.

La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. La celebración de este día es una oportunidad para destacar mensajes concretos relacionados con el control del tabaco y fomentar la observancia del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. El consumo de tabaco es la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.

El tabaco causa 8 millones de muertes cada año. La evidencia publicada este año demuestra que los fumadores tienen mayor probabilidad de desarrollar enfermedad severa con COVID-19 que los no fumadores.

El tabaquismo es una enfermedad adictiva, crónica y recurrente. Se suele iniciar antes de los 18 años y se mantiene por culpa de la adicción que produce la nicotina. Sus principales manifestaciones clínicas son: trastornos cardiovasculares, trastornos respiratorios y aparición de tumores en diferentes localizaciones. Tiene una alta prevalencia. Es la principal causa de mortalidad prematura y evitable en los países desarrollados. La OMS estima que al año mueren 4,9 millones de personas como consecuencia del tabaco.

ENFERMEDADES CAUSADAS POR EL TABACO

Accidente cerebrovascular

Ataque cardiaco y angina de pecho.

Hipertensión arterial

Coágulos sanguíneos en las piernas que pueden viajar a los pulmones.

Cáncer (más probable en el pulmón, garganta, laringe, la boca, estómago, vejiga, riñón, etc)

Enfermedades pulmonares como la EPOC (si quieres saber más sobre esta enfermedad echa un vistazo a nuestro post), asma, enfisema, etc.

Cicatrización deficiente de heridas después de cirugía.

Problemas durante el embarazo: partos prematuros, abortos espontáneos, etc.

Esterilidad por daño en los espermatozoides.

Degeneración macular

Aunque algunas personas pueden por sí mismas romper con el hábito, muchas personas necesitan ayuda para dejar de fumar. Esto es muy importante ya que dejar de fumar tiene beneficios inmediatos en la salud. A las 24 horas de haber dejado de fumar, la presión arterial y la probabilidad de tener un ataque al corazón disminuyen. A largo plazo los beneficios de dejar de fumar incluyen menor riesgo de un ataque al cerebro, cáncer pulmonar y otros tipos de cáncer y enfermedades pulmonares y coronarias.

Entre los tratamientos que ayudan a dejar el hábito de fumar encontramos:

Terapias de reemplazo de la nicotina: como son los parches, chicles de nicotina. Esta terapia se utiliza para aliviar los síntomas del síndrome de abstinencia.

Terapia farmacológica: es preferible que consultar con un médico para que pueda aconsejar el tratamiento más adecuado entre las diferentes opciones posibles.

Tratamientos conductuales: se emplean variedad de métodos para ayudar a los fumadores a dejar el hábito, que van desde materiales de autoayuda hasta la terapia cognitiva- conductual individual.

Deja un comentario