Historia de la Lasaña

0
189

La lasaña

Es posiblemente uno de los platos más populares de la cocina mundial. También es uno de nuestros platos preparados más exitosos, no en vano, disponemos de una amplia gama de lasañas en nuestro menu, todas ellas deliciosas combinaciones de pasta fresca con riquísimos rellenos, desde los más tradicionales de boloñesa, a los más nuevos como el de 4 quesos o el vegetal. Incluso en Alexandragourmet elaboramos una lasaña sin gluten, apta para personas con celiaquía o intolerancia al gluten; y una lasaña con pasta integral, leche desnatada y carne de pavo y pollo, ideal para los que quieren mantener la línea.

Y es que, no hay otro plato más sencillo a la par que completo, delicioso y nutritivo que la lasaña. Posiblemente, la hayas tomado en innumerables ocasiones, pero ¿alguna vez te has preguntado cuál es su origen?

Sabías que? 

El 29 de julio es el día mundial de la lasaña

Si eres de los que piensan que se originó en Italia, prepárate para sorprenderte. En realidad, este plato que tanto que gusta aparece por primera vez en la antigua Grecia. Precisamente, la palabra lasaña se deriva del término griego lagano, primer nombre usado para denominar las pastas. Desde luego, la receta no era el método tradicional italiano que se conoce en la actualidad, pero sí se componía de capas de pasta rellenas con salsa.

Durante años, muchos países se han disputado la nacionalidad de la lasaña. Italia considera que es la cuna de este plato. Sin embargo, sus cocineros solo perfeccionaron la receta. Por otra parte, en Gran Bretaña se encontró un libro de cocina con una receta de lasaña que data de 1390, por lo cual reclaman su derecho a ser considerados sus creadores.

Asimismo, la etimología de la palabra nos conduce a la Grecia antigua, donde se solían preparar largas sábanas de pasta con salsa en las cuales se basa la versión griega actual de la lasaña llamada pastitsio.

Como en Venezuela la lasaña es llamada pasticho.

El pasticho venezolano es una variación de la receta clásica de la lasaña de carne. Hecho con tomate, carne y salsa bechamel.

Y de igual forma aquí en República Dominicana degustaras una rica lasaña a la criolla. 

Es impresionante cómo los dominicanos adaptan cualquier popular receta de otras culturas, con otras tecnicas e ingredientes. A esta receta se le ha denominado Lasaña a la criolla por la misma razón, porque ha sido moficada de la original receta italiana de Lasagna, para hacerle espacio en la cocina dominicana.

El debate sobre el origen de la lasaña 

El propio Cicerón menciona su pasión por el “Lagum” (tiras de pasta largas) en algunos de sus escritos filosóficos. Pero como en prácticamente todos los temas culinarios, los orígenes de esta deliciosa receta, también ha levantado algunas disputas.

En 2007 fue publícado, que la lasaña era un plato británico. Para acreditar esta noticia citaban un libro de recetas del 1390 dedicado al monarca Ricardo ll, en el cual aparecía la primera mención documentada de la lasaña. La noticia levantó la ira de los italianos, que ofrecían otra versión: la auténtica creadora de la lasagna actual fue Maria Borgogno y presentaban textos que lo demostraban y que estaban fechados en 1316.

De lo que queda claro, es que la lasagna se remonta a una época en la que no existían ni el Reino Unido ni Italia como países; y que en la actualidad es, posiblemente, uno de los platos más reinterpretados en todo el mundo. Y para muestra, nuestras lasañas preparadas.

¿Quién puede resistirse a eso?

Consulta nuestras lasañas y haz tus pedidos con alexandragourmet :

Lasaña 4 quesos

Lasaña camarón 

Lasaña de vegetales light

Lasaña boloñesa

Lasaña de espinaca y champiñones

La receta

Si te habías desenganchado de la lasaña por pesada, ya puedes volver a caer en la tentación. Esta lasaña de vegetales light tiene 200 calorías menos que la de toda la vida.

Ingredientes:

1 paquete de láminas de lasaña precocida

3 zanahorias

1 calabacín

1 berenjena

200 g de champiñones

200 g de espinacas

100 g de queso rallado

Aceite de oliva y sal

200 g de tomate frito

400 ml de leche desnatada

30 g de harina

(VERSIÓN TRADICIONAL: 535 KCAL | VERSIÓN LIGERA: 335 KCAL)

Para conseguirlo, hemos prescindido de la carne y la patata de la lasaña tradicional. En su lugar, solo hemos puesto solo verduras y champiñones, que resultan muy saciantes. Y para la bechamel, hemos optado por leche desnatada, además de reducir la harina y el aceite a la mínima expresión.

CÓMO HACER LASAÑA VEGETAL LIGHT PASO A PASO

Preparar la bechamel. Calienta 2 cucharadas de aceite, añade 30 g de harina y tuéstala. Vierte la leche desnatada, en un hilo, removiendo hasta que espese, y sazona.

Cocer las espinacas. Lava las espinacas y cuécelas al vapor durante unos minutos. Mézclalas con una parte de la bechamel, y resérvalas.

Rehogar las verduras. Limpia y lava las zanahorias, el calabacín, la berenjena y los champiñones. Sofríe con un hilo de aceite los dos primeros. Luego, añade la berenjena y los champiñones. Saltéalos unos 6 minutos más o menos, sazona al gusto, y mézclalo todo con la salsa de tomate frito.

Montar la lasaña. Cuece la pasta siguiendo las instrucciones del envase. Sobre una cama de espinacas con bechamel, monta la lasaña alternando capas de pasta y de verdura con salsa de tomate. Cubre con la bechamel restante, espolvorea con el queso, y cuécela alrededor de 20 minutos en el horno precalentado a 170º.

Consejo alexandragourmet 

Más ligera todavía

Si quieres una versión aún más light, sustituye la pasta por láminas de calabacín o de berenjena. Y la bechamel por salsa de tomate. Le quitarás un montón de calorías más.

Para pedidos. 

Escribe al correo : Alexandragourmet19@gmail.com 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.